Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

jueves, 22 de marzo de 2018

Y casi una década después, volvió a suceder. Episodio lluvioso en Aldea del Rey.

Fue allá por el invierno 2009-2010, la última vez que se registraron lluvias abundantes y prolongadas por esta zona, entre otras. Desde entonces había habido periodos más o menos húmedos y más o menos secos, pero no se habían registrado precipitaciones equivalentes. Ahora, aunque con diferencias, ha vuelto a suceder. Este nuevo periodo, en conjunto, ha sido más corto y mas intenso que aquel. Es decir, un acumulado total menor, pero mas concentrado y seguido. Así, hablando sólo de Aldea del Rey, en la zona del casco urbano y desde el día 27 de febrero, hasta el 20 de marzo de dejó de llover, han caído unos 200 milímetros. 22 días consecutivos en los que ha llovido. Seguramente de récord.

De esta manera, se han vuelto a ver estampas que no veíamos desde aquellos años. Las de arroyos y regatos corriendo por doquier; crecidas que desbordan esos arroyos en las zonas bajas, convirtiendo sus cauces en embalses; o caminos que se convierten en chorreros, en realidad ya lo eran, pero dado su mas que irregular caudal, no estacional, si no a veces plurianual, se usaban para circular. Os dejo unas cuantas fotos mas o menos representativas de lo visto, pero todas de zonas llanas. En las sierra del sur y oeste del término municipal, las estampas han sido aun más llamativas.

Y es que cuando llueve de esta manera...




Los arroyos lo tienen que notar. Comenzaron a correr tímidamente, arroyos eso sí que se pueden tirar, pues eso, desde 2010 sin llevar agua. Pero cuando el campo acumula 80 litros seguidos, y 110 en mes y medio (febrero fue relativamente húmedo y nivoso), incluso los que rara vez lo hacen, corren. Ya verlos así era una alegría:


Alegría que fue creciendo, conforme crecía el acumulado de lluvia. Nueve días y otros 80mm después, podemos comparar la evolución de estos dos arroyos, del Saltillo (derecha) y el otro (abajo izda.) que creo que ni tiene nombre, pero sí agua ahora. Principios y mediados de marzo, ¿se nota, no?. Sobre todo por que como el anterior, puede estar años sin llevar agua por ahí.




El cambio es mucho más espectacular si comparamos con meses o años pasados. Por ejemplo, evolución del llamado Arroyo de Buenvecino, en el mismo punto, el puente del camino de Calzada. Comenzamos por abril 2017, tras un invierno entre seco y normal:


Enero 2018, tras un otoño seco (aunque por aquí no tanto como en otras zonas):


Y un año después, marzo de 2018, cuando al campo le caen 200 litros en tres semanas, que en puntos elevados de la Sierra de Calatrava pueden ser 250 a 300, así te lo podías encontrar:


Así, los regatos recuperan sus caminos, por que no es que tenga yo especial predilección por circular en medio de arroyos:




Y los cultivos de cebada, se convierten en arrozales:


En fin, un auténtico gustazo ver correr el agua:



Además estas lluvias, al haber sido tan cercanas al comienzo de la primavera, van a provocar una auténtica explosión en la naturaleza. Va a a ser un placer salir por el campo en los próximos meses. Así que eso haremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails