Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

viernes, 24 de marzo de 2017

Sinfonía meteorológica

Este marzo no deja de sorprender. Al menos meteorologicamente hablando. No solo por que se han registrado 4 días con nieve, cosa nada habitual, si no por que pasamos sin solución de continuidad de días floridos, cálidos y soleados, que nos hacen pensar en la primavera, a esos otros que nos recuerdan que sigue siendo mes invernal. Incluso dentro de un mismo día, se han mezclado este mes todo tipo de fenómenos meteorológicos, como si de una orquesta sinfónica se tratase. Por ejemplo, el jueves pasado, 23 de marzo, fue uno de esos días que quedan en el recuerdo para el aficionado a la meteorología, donde hubo lluvias, granizo del más variado calibre, nieves y nieves granuladas, tormentas eléctricas, arcoiris e incluso sus ratos de un frío sol. De todo.

Os dejo unas cuantas fotos que lo ilustran, comenzado por la mañana de ese jueves, que en las zonas bajas de Aldea del Rey, después de una noche anterior lluviosa, amaneció soleado. Nada que ver con la Sierra de Calatrava, donde ya por la mañana, grandes nubarrones dejaban las primeras cortinas de lo que sin duda era nieve:



Al avanzar el día, la nubosidad fue en aumento, al igual que las precipitaciones sólidas, de nieve y nieve granulada, que se generalizaban y bajaban de cota. Hasta los 650 metros, bastante menos de lo anunciado:





La temperatura era "elevada" para la nieve, no bajaría de los 3º-4º, con lo que dicha nieve se derretía a poco de tocar el suelo. Aunque cuando los coletazos invernales empezaron a pasar, y la sierra asomaba, se podía ver, casi intuir, como allí sí había cuajado en torno a los 800 metros de altitud:



Por supuesto, en picos más altos, como es la Atalaya de Calzada de Calatrava, con sus 1100 metros, y cuando la nubosidad lo permitía, la nevada era mucho más reconocible. Plenamente reconocible:



Lejos de terminarse la "diversión" meteorológica, las nieves se vieron sucedidas por chubascos y aguaceros a la tarde, intensos y acompañados de granizo, que llegaron a blanquear los tejados de Aldea del Rey pueblo:






Como no, este tipo de chubascos, suelen también traer de acompañante otro fenómeno meteorológico mucho más agradable, el arcoiris:


Pero no acabó así el día. En el entorno de las cinco de la tarde, un compacto núcleo nuboso, un cumulonimbo, se transformó en una inquietante tormenta que afectá especialmente a la sierra, con algo de aparato eléctrico que quedó reflejado en el mapa de rayos de la AEMET:



Esa tormenta, en la sierra de Calatrava, debió de ser impresionante, a juzgar por el tamaño de los granizos, que UN DÍA DESPUÉS, el viernes 24 a medio día, aun permanecían sin derretir en el campo. Y eso que la noche no fue tan fría como se anunciaba, apenas llegó a helar. Repito, fotos del día siguiente a la tormenta:





Lo llaman "mal" tiempo, a mi no me parece tan malo jeje.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Impresionante floración del peralillo silvestre

El piruétano, peral silvestre, o peralillo,  ya que nunca alcanza grandes portes, está en plena floración en la Sierra de Calatrava de Aldea del Rey. Es una especie que nunca forma grandes masas, se ve en ejemplares sueltos o grupos pequeños, especialmente al pie de la sierra o en claros en medio de ella, asociado a encinares. Por aquí parece tener predilección por suelos volcánicos, donde es más frecuente, quizá por requiere de cierta humedad y este tipo de suelos la conservan bien.

A pesar de que, salvo en época de floración como ahora, pasa desapercibido, es una especie muy relevante, ya que los encinares mediterráneos de esta zona, la llamada "luso-extremadurense", se diferencian de otros encinares de otras zonas, precisamente por la presencia del peralillo, Pyrus bourgeana, al formar una serie de vegetación con la encina llamada "Pyro bourgaeanae-Querceto rotundifoliae". Al margen de disquisiciones botánicas, el árbol es una preciosidad:






miércoles, 15 de marzo de 2017

De la Mojina al Alacranejo: historia y naturaleza en la Sierra de Calatrava.

El extremo sur de la Sierra de Calatrava, entre los términos municipales de Aldea del Rey y Villanueva de San Carlos, está formado por una alineación que casi podemos llamar ya montañosa, con alturas superiores a los 1000 msnm y desniveles de unos 500 m, que constituye uno de los paisajes más rotundos y atractivos de toda esta sierra. Sus impresionantes farallones rocosos constituidos por durísimas, pero aun así retorcidas, cuarcitas armoricanas, sobresalen no solo en las cumbres, como es lo habitual en otras sierras silíceas del ordovícico de la zona, si no en las medias faldas, dando un carácter propio a esta porción de la sierra, muy llamativo.

Y es que las cumbres de la Mojina o Ensancha, el Despeñero, la Obra y el cerro donde se asienta el Castillo de Calatrava, el Alacranejo, han atraído no solo miradas como la mía, si no la de mucha otra gente, durante muchos siglos, habida cuenta de los abundantes restos históricos y prehistóricos que hay en la zona. Desde la edad del bronce, con poblados en altura y pinturas rupestres, pasando, evidentemente, por el Castillo de Calatrava la Nueva (precedido seguramente por otras fortalezas), hasta avanzada la edad moderna, que hubo un pequeño núcleo de población estable en la parte baja de uno de estos montes.

Ahora mismo la zona, merced a las abundantes lluvias que se están produciendo, está cubierta de un intenso verdor que hacer resaltar aún más el paisaje. Verdor de cultivos cerealistas y olivares en los pies de monte, mientras que en las laderas, son de exposición sur, dominan especies termófilas y perennes como los acebuches y lentiscos en las zonas bajas, que van siendo sustituidas por encinares y jarales al ganar altura y que se enriquecen con árboles y arbustos más exigentes ya más cerca de las cumbres, como madroños, cornicabras o incluso quejigos, allí donde la roca permite un suelo mínimamente profundo. Desgraciadamente, esta vegetación se ha visto sometida a bastante presión ganadera (ovejas, cabras e incluso vacas) o cinegética (ciervos), con lo que no tiene la espesura que en condiciones normales tendría.

Pero me dejo de palabras, que las imágenes valen más que ellas….










viernes, 10 de marzo de 2017

Secuencia con la perdiz roja

Antaño tremendamente abundante, ahora, aunque no rara, no es tan fácil de ver. Y menos de fotografiar. Pero esta época, desde hace ya unas semanas, la perdiz roja está en celo, formándose los "pares" o parejas reproductoras, con lo que los machos, y para suerte del aficionado a la fotografía, suelen colocarse en lugares destacados, donde cantan y lucen su cresta, para atraer a las hembras y deshacerse, a veces con fuertes combates, de los rivales de su territorio. El otro día pude fotografiar en condiciones una que andaba, pues eso, luciéndose, no tengo claro si a una hembra o a otro macho que cantaba por allí cerca. Me dejó bonitas capturas.







domingo, 5 de marzo de 2017

Otra nevadita calatrava

Aunque no es habitual, tampoco es tan raro que haya nevadas en marzo por estas sierras. Incluso en fechas mucho más adelantadas. Pero no deja nunca de ser llamativo y bonito de ver. Entre el viernes noche y, sobre todo, el sábado, estuvo nevando, a ratos con fuerza, no solo en las sierras, también en los llanos, en los mismos pueblos. Aunque solo a partir de cierta altura, donde hacía más frio o la nieve caía con más intensidad, llegó a cuajar de forma apreciable. Las primeras fotos son desde Aldea del Rey, pueblo, cuando empezó lo mas fuerte de la nevada



Con una temperatura de unos 3º, y ni con el gran tamaño de los copos, la nieve cuajaba. Se derretía a poco de tocar el suelo. Así que nos fuimos a otro sitio, donde nevase más e hiciese más frío. A la zona del Castillo de Calatrava la Nueva. Y allí, aunque a ratos caía agua mas que nieve, otros ratos la nevada era de órdago, lo bastante intensa como para permanecer en el suelo a pesar de la "alta" temperatura, nunca fue inferior a los 2º a la altura que yo estuve. En unos minutos tiñó el muy verde paisaje de blanco, a partir de unos 800 metros de altura, aunque tampoco duró demasiado:









Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails