Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

viernes, 21 de abril de 2017

De floraciones y brotaciones mediterráneas.

Es época de floraciones y brotaciones. A pesar del mal, pésimo inicio de primavera, la naturaleza acumuló recursos este otoño e invierno y sigue su curso. Muchas de las especies botánicas más típicas de los montes mediterráneos de la Sierra de Calatrava de Aldea del Rey, unas brotan, otras florecen, otras ambas cosas a la vez. Como jaras, encinas, quejigos y, por supuesto, no me olvido de ellas, lo hacen la peonías. Entre otras muchas.

Incluso lo hacen algunos de los animales que se alimentan de ellas, como los grandes venados machos, en los que empieza a brotar su cornamenta:



 
En función de su posición y orientación, si es en fondo de valle o vaguada, la flor está cerrada, si es en ladera o explanada tenemos flor abierta, encontraremos a la siempre preciosa peonía, Paeonia broteroi.










Y brotan los quejigos, estando mucho más adelantados los que pueblan las laderas a cierta altura, alejados de las inversiones térmicas, que los de los fondos de valle.




Modesta pero intensísima floración, la de la encina, cuyos amentos o flores masculinas, llenan el aire de polen, mezclados con los brotes del año:



Y por último, florece la también modesta, común como planta, pero de una floración espectacular, jara prigosa, Cistus ladanifer, con esa peculiar característica suya, por la que las flores tienen más o menos puntos o lágrimas negras en los pétalos, o incluso algunas no los tienen.



Buena época para salir al campo, que habría sido muchísimo mejor, si este abril no vaya a pasar como uno de los más secos de las últimas, diría que décadas.

miércoles, 12 de abril de 2017

Aprovechemos la primavera, que no sabemos cuanto va a durar.

O más que no saberlo, de continuar con este tiempo seco y soleado, con dominancia de vientos desecantes de componente este, no será mucho lo que dure. Al menos así será en los llanos, en los campos de labor. Las sierras, como la de Calatrava, gracias al microclima que crean (mayor precipitación, menor temperatura y más resguardada de esos vientos secos), aguantarán más.

Y es que un buen final de invierno e inicio de primavera, no está teniendo continuidad. Aunque el campo sigue esplendoroso en gran parte, para disfrutar de él en estos días vacacionales, que da tiempo a todo. A la sombra de una de esas encinas, rodeado de altas y tupidas siembras, o de monte y dehesas, se está fenomenal. En sitios como estos del sur y sur-este de Aldea del Rey, principalmente...:









Esperemos que llueva pronto (cosa que no se ve..), que si no estos colores, no tardarán demasiado en cambiar

sábado, 1 de abril de 2017

Avifauna daimieleña variada. Y muy variada.

Siempre es un placer visitar los humedales del entorno de Daimiel. Y no solo las más conocidas Tablas, si no otros lugares como la laguna de Navaseca, que quizá solo suena a los que gustamos de estas cosas del "pajareo".

El otro día estuve en la zona y desde luego no defraudó, a pesar de estar inusualmente concurrida de gente. Una gran cantidad y variedad de aves y eso que yo soy de los que prefiere la observación digamos que "dinámica", es decir, voy recorriendo la zona, con mucho cuidado, pero moviéndome, sin estar esperando en un solo sitio. Esto quizá hace que no veas algunas de las especies más "tímidas", pero para mí se disfruta mucho más de la naturaleza, ya que gracias al teleobjetivo, puedes hacer más observaciones y tomas sin interferir, en la medida de lo posible, en el comportamiento de la fauna.

En cualquier caso, así a bote pronto, la lista de aves que observé y/o fotografié es larga. Y no cito algunos de las aves o pájaros más comunes. Desde ánade real, pato cuchara, pato colorado, ánade friso, porrón común, pagarza piconegra, agujas colinegras, flamencos, zampullines, tarros blancos, gaviotas reidoras, cigüeñuelas, buitrones, avocetas, malvasías, aguiluchos laguneros, hasta una creo que una poco frecuente en esta época águila pescadora.

Dejo una muestra de todo ello, comenzando con un vistazo al centro de la masa de agua, que ilustra perfectamente lo que digo:


Desde luego a lo primero que se te va la mirada, es a los siempre espectaculares flamencos:



Muy abundantes los patos cuchara:


Y las "patas" jeje:


Menos abundantes los ánades reales, algunos de los cuales estaban parece que preparando el nido:




Menos frecuentes, dentro de este grupo de aves, los patos colorados:


Un único ánade friso vi:


Porrones comunes, ambos sexos:


Zampullines cuellinegros, con su vistoso penacho penacho auricular y haciendo honor a su nombre:


Las malvasias no hace tanto tiempo eran un ave muy escasa. Ahora la población es incluso abundante, hembras y macho.



Al igual que los ánades, los buitrones se afanaban llevando materiales para el nido:


Otra ave muy vistosa, el tarro blanco en primer plano, detrás cucharas:




Limícolas varios, como la siempre elegante cigüeñuela, aquí individuos jóvenes, avoceta y aguja colinegra, respectivamente.





Gaviotas reidoras (entre más aves) y las excelentes voladoras pagarzas piconegras:




Y si de grandes voladoras se trata, siempre están las rapaces. Aquí, aunque a bastante distancia, aguilucho lagunero hembra, dos fotos, y macho:




Para finalizar, lo mejor. Una joya de la fauna ibérica, águila pescadora, menos difícil de ver que en otras épocas, especialmente en época migratoria, pero que cuando la ves, siempre es una alegría. Creo que no es muy usual encontrártela en estas fechas por aquí:


Lo dicho, cantidad y variedad.

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails