Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

martes, 24 de mayo de 2016

Esplendor en la hierba

Reconozco que no he visto la famosa película que se titula así, no tengo idea de qué va, aunque supongo que su temática no estará directamente relacionada con la naturaleza o la primavera. Pero el título venía al pelo para esta entrada jeje.

Y es que aunque la primavera poco a poco toca a su fin (no es lo mismo la primavera climatológica, que abarca hasta mayo, que la astronómica, que termina el 21 junio), las lluvias y temperaturas frescas de abril y mayo quedaron atrás, y las zonas bajas y muchos campos de cereal, cebada sobre todo, maduran y amarillean ostensiblemente, aun así, en las cercanías de la Sierra de Calatrava especialmente, aun podemos encontrarnos paisajes esplendorosamente verdes y frescos. Y cuando son amarillos, es el amarillo "limón" propio de siembras que maduran sin que les falte el agua, o bien es por la enorme cantidad de flores, de ese color.

Sin más dejo unas cuantas fotos de paisajes de la sierra y alrededores, en Aldea del Rey, empezando por la que sigue del Morrón de las canteras y los sembrados de "La Tiesa", en el Cortijo:


La foto anterior está a una resolución bastante alta, si hacéis clic con el ratón, se verán muchos detalles. El resto de las fotos o son de las zonas que antes indiqué, o están tomadas desde esas zonas, hasta llegar a la finca de la Nava.






Solana de "Cabeza parda" y de "los menchones":


Dehesas en el interior de la Nava, desde la linde del Cortijo:


Y una vista general hacia el noroeste, desde lo alto de la llamada "cuesta de la Nava", al lado de la carretera del cortijo, viendo parte de las solanas de la Higuera, Peñarrubia, Cueva del Cano...


Estas fotos son recientes, de un par de días, en pocas semanas ya será el amarillo..."seco" el que domine, salvo sorpresa meteorológica, pero de momento... a disfrutarlo!!.

sábado, 21 de mayo de 2016

Flamencos del Jabalón

El otro día pude disfrutar, que esa es la palabra, de un buen grupo, el mayor que he visto, de flamencos en el embalse de la Vega del Jabalón. No es difícil ver estas grandes y preciosas aves en la época apropiada, pero yo al menos, hasta ahora, solo había visto ejemplares sueltos, muchas veces jóvenes en dispersión. Pero la bajada del embalse (por cierto, que ha subido en las ultimas semanas jeje), ya lo he comentado, aunque para nosotros no sea buena noticia, para la fauna sí, ya que le ofrece mayor diversidad de biotopos y mayor cantidad y diversidad de oportunidades. Estos han sido algunos de los protagonistas:



La cosa transcurría tranquila, en lo que a ver animales se refiere, con bastante "domingueros" jeje, y gente trabando, un trajín importante de coches o tractores.



Así que nos entreteníamos con las florecillas,  las omnipresentes gaviotas (patiamarillas quizá, son ejemplares jóvenes), la montonera de carpas, los alegres, pero esquivos, mosquiteros, o las siempre impresionantes cigüeñas. Un día digamos... "normal":








Las grandes garzas reales, rompen la monotonía, ya que aunque son fáciles de ver en la distancia, acercase es otro cantar. Treméndamente listas y desconfiadas, al menos por aquí:



Pero hubo una novedad, aunque lejos, vi esto:



Era ya por la cola del embalse. De hecho no lo vi yo jeje, lo que vi fue un grupo de gente con prismáticos y haciendo gestos, miré en la dirección que ellos miraban, y eso me encontré jeje. Un nutrido grupo de flamencos.

La gente se quedó allí, pero yo me decidí por acercarme. No llevaba ropa apropiada, que una camisa de cuadros azules, blancos y rojos, no es lo que se dice lo ideal, pero bueno, a ver que se podía hacer. Intentando siempre no molestarlos, como prioridad. Y algo se pudo hacer:




Poco a poco, aprovechando lo espeso de los tarays y las cañas, me acerqué bastante y conseguí hacer buenas fotos, creo que lo son:


Hay ejemplares jóvenes, junto a los adultos:


Vaya preciosidad de aves....




Volveré otro día seguramente (mejor ataviado jeje).

miércoles, 18 de mayo de 2016

El clásico primaveral: la peonía.

Con este es el tercer año consecutivo que voy por la misma zona para ver el espectáculo de la floración de la peonía o rosa de monte (Paeonía broteroi), en la Sierra de Calatrava. Toda la sierra es un espectáculo esta primavera en realidad, no hace falta excusa para ir jeje. Pero centrándonos en la protagonista, señalar que es una planta que, como ya he dicho en otras ocasiones, es relativamente exigente, no crece en cualquier sitio, necesita humedad tanto ambiental como en el suelo, sin que ésta última sea excesiva, por lo que hay que ir a los sitios apropiados para verla

Este año la floración se ha retrasado con respecto al año pasado, que a su vez, se retrasó con el anterior. El año en su conjunto, está siendo más fresco. En 2014, en el paraje que mostraré en fotos, el pico de floración fue en la última semana de abril, en 2015 fue la primera de mayo, y el presente 2016, está siendo ahora, ya metidos en la tercera semana de mayo. Además, se podrá ver como conforme se crece en altura, la floración se retrasa aun más, como es lógico por otro lado.

El paraje en cuestión es la zona conocida como "El Valle", nombre descriptivo de lo que es. Un largo valle que baja de oeste a este, arrancando a unos 900 metros de altura, y finalizando en los 750 m, donde se une con otros valles, en una especie de "Y". Las las laderas que lo enmarcan van desde los 850 m en el este a los 975 m en el oeste. Es una zona húmeda y fresca, de ahí que sea el lugar donde más peonías encontraremos en toda esta sierra.

La flor es que realmente merece una entrada anual, es espectacular:




Las peonias comienzan a aparecer a algo menos de la mitad del valle, a unos 820 metros de altura. Antes no, ya que el terreno es mas pedregoso, abrupto y seco, necesitando suelos más húmedos y desarrollados. Aquí aparecen en los bordes de las masas de encinar mediterráneo, junto a caminos, o en claros del monte. Entre sol y sombra, casi nunca en lo más espeso de las umbrías, ni totalmente al raso. En sitios como estos:




La floración es plena en esta zona del valle, hay pocas flores en capullo, o ya polinizadas por las aquí abundantes abejas y fructificando:


Que maravilla de flor, que colores...


 Algunas peonías, pocas por aquí, aún sin flor:


Conforme ganamos altura, las precipitaciones son mas abundantes y las temperaturas más frescas, haciendo que los encinares den paso a los mas exigentes quejigares, incluso con robles rebollos:


Son árboles relativamente jóvenes, la mayoría no pasan de 10-12 años, debido a un incendio que hubo hace ese tiempo. Aun así, debido a las buenas condiciones climáticas, crecen que da gusto, como da gusto el ambiente fresco, húmedo y sombrío que se respira en estas masas:


Hasta setas que salen, a un mes del verano...:


Por aquí, ya a más de 850 msnm, y donde el valle es mas cerrado y frío, la mayoría de las peonías están aun sin flor, creciendo a los pies de los quejigos, menos cerrados que las encinas, tapizando la hojarasca:


Solo te encuentras algunas floreciendo o en plena floración, lo que garantiza que se pueda disfrutar de estas flores, varias semanas más:



Y nada más, el año que viene si no pasa nada, repetiremos jeje.

sábado, 14 de mayo de 2016

Territorio del águila real

No la más grande, pero seguramente sí la más poderosa de las rapaces ibéricas. En la Sierra de Calatrava de Aldea del Rey hay creo que dos parejas. Alguna pareja más hay por la Atalaya de Calzada de Calatrava y, ya no se si sigue estando, había otra pareja en el llamado "macizo norte", en los montes que hay al noroeste del término de Aldea.

La verdad que no se iba a buscarla ni mucho menos, solo a dar una vuelta y disfrutar de la explosión primaveral. Por la zona, para los que la conozcan, entre el "Morrón de las Mesas", la "Peñapalomera" y el aguadero del camino de las Casillas. Pero como es su zona y el campo estaba tranquilo, allí que estaba el águila. Entre otras muchas cosas que ver.

Pero empezamos por el principio, el morrón de las mesas, un picacho restos de un cono o colada volcánica:


Entre que es una zona alta, fresca y húmeda, que son terrenos volcánicos bastante fértiles, y que ha venido la primavera que ha venido, no hay nada más que añadir.

Y los alrededores, igual:


Nos internamos a la plena sierra. Las cuerdas están llenas de jarales en flor, aunque con la flor más retrasada que otros años. Me acuerdo hace pocos meses que se hablaba del "calor" que hacía, pero la naturaleza, que es más exacta que un termómetro, te dice que el año está siendo más bien frío:




Como está el campo... El barranco de las berenjenas:




Estas lastras, que dejan a la llamada y más conocida "piedra rastraculos", cerca del pueblo, como un simple taburete jeje, tienen en la parte alta unas lineas rectas de lo más "sospechosas", para ser naturales. No esas que se ven en la foto, si no otras:


Justo a los pies de ellas, hay un manantial, no permanente, pero si el año viene medio normal, puede tener mantener el agua bastantes meses al año:


Allí cerca está la "Peña Palomera". Mucha gente la habrá oido nombrar, sobre todo la mayor. Otros habrán visto que hay un arroyo en los mapas, que lleva su nombre. Pero verla, a lo mejor no la han visto... Es esta:


Y en la foto de debajo, el chorrero de la susodicha peña. No es donde nace, nace más arriba, pero es en esta zona donde, si el año viene lo bastante lluvioso, lleva agua. Esta zona, cualquiera lo diría, no es de la más húmedas de la Sierra de Calatrava, ya que no es muy alta y está rodeada de montes mucho más altos, provocando la llamada "sombra de lluvia". Aun así, agua lleva en mayo:


Los venados tiraron los cuernos, antes los tiran cuanto mayores son, y empiezan a sacar los nuevos:


La foto es un churro, me pilló con la cámara desconfigurada y subiendo una cuesta, que el pulso, lo nota jeje, pero es que el pájaro lo merece. Una oropéndola entre los pinares-encinares. El pájaro, quizá solo con permiso del abejarruco, es el más bonito de estos lares. Por aquí es fácil verlas, con esos colores más aún, pero casi siempre a respetable distancia:


Las zonas adehesadas, pues que vamos a decir como están. Preciosas:



Y la protagonista, el águila real. Si os fijáis en la foto anterior, por arriba en las nubes, en el centro, solo un poco a la derecha, se ve. Estuvo mucho tiempo campando por esta zona, pero bastante alta, no pude hacerle ninguna buena foto. Apostaría que es un ejemplar subadulto, aunque por lo que se ve, incluso... tiroteado. Tiene una especie de herida, le faltan plumas, en el ala derecha:


Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails