Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

martes, 4 de junio de 2013

Helechos y helechales de roca de la Sierra de Calatrava...

Los helechos, del grupo de las llamadas Pteridofitas, como se sabe, son un antiquísimo grupo de plantas sin flores, y con fama de delicado, por concentrarse especialmente en las regiones más húmedas. Aunque no muy conocidos, también cuentan con un lugar y una interesante variedad en las sierras de Aldea del Rey, especialmente en la Sierra de Calatrava, por su mayor diversidad y riqueza bioclimática, en comparación con otros montes y sierras cercanos. Dentro de los distintos géneros y especies de helechos que podemos encontrar, destacan sobre todo los helechos que se desarrollan en zonas rocosas, en farallones y crestas silíceas de la sierras, en ambientes con una humedad que va desde la muy elevada, hasta lugares ya francamente secos, aunque siempre con cierta sombra y protección.

No voy a hacer ahora una lista completa de todas las especies que puede haber en la Sierra de Calatrava, sin duda que alguna se me escapa, y más cuando todas las que a continuación os muestro, las he ido a localizar a dos puntos muy concretos de la Sierra, uno mas húmedo y sombreado, y otro mas abierto y cambiante. Seguro que en otras zonas, podríamos encontrar alguna especie más, ya que a pesar de que muchas se parecen, hay gran diversidad de ellas. Tantas y tan parecidas son a veces, que me ha resultado difícil en algunos casos identificarlas, de manera que quizá algún nombre que doy, no sea el correcto.

Si vamos a hablar de helechos de roca, nada, que nos toca subirnos a las rocas. Por suerte el calor por ahora está siendo bastante soportable y nos facilita la labor jeje. Así que subimos a los "peñones" de la Cimbra, una pequeña umbría al noroeste de la Sierra de Calatrava, en un buen estado de conservación:


Esta umbría, pese a no ser demasiado alta, tiene un elevado grado de humedad, ya que por su posición, recibe de lleno los frentes atlánticos cargados de lluvia que vienen desde el Oeste y Noroeste, que este año, durante marzo y abril, nos han visitado con regularidad e intensidad. Estas laderas son verdaderas paredes que frenan y retienen las nubes que vienen desde esas direcciones, direcciones que quedan, para ubicarnos, en el extremo derecho de la foto:



Empezamos con un frondoso y bonito helecho, en este caso, si no me equivoco, Polypodium vulgare, conocido como Polipodio:

Aparece en rocas y troncos, en zonas húmedas y ricas en materia orgánica, pero como se puede apreciar, aquí lo hace incluso al sol, gracias a que éste incide de forma indirecta en estas laderas orientadas al norte. Es muy abundante en este lugar, hasta el punto de que tapiza por completo muchas grietas y repisas de las rocas, que se convierten en auténticos helechales:





Desde luego, no es un helecho, pero lo que a continuación os enseño, por soler acompañar al polipodio, es la vistosa, además de peligrosa, Dedalera, Digitalis purpurea, a la izquierda. Esta ya planta con flores, que ademas contienen principios que a ciertas dosis, pueden llegar a matar...



En grietas aun más escondidas de las rocas, asoma ante nosotros una nueva especie de helecho, del género asplenium, y si lo he identificado bien, Asplenium onopteris, arriba de la foto:




Mas delicado que el anterior, en algunos lugares se le conoce como "Culantrillo negro", busca lugares húmedos dentro del ámbito del encinar: rocas, troncos, etc. Aquí tenemos uno y otro mostrando sus soros, el órgano en el que, en ausencia de flor, se forman las esporas que servirán para multiplicar la especie:




En ambientes mucho mas secos, en grietas incluso a pleno sol, lo que hace que sea el helecho, o helechos, más abundantes en otros puntos de la sierra, u otras sierras menos favorecidas, topamos con los helechos del género Cheilanthes:



Muy probablemente se trate de Cheilanthes hispánica y/o Cheilanthes tinaei, ambas estrictamente especies rupícolas, es decir, de roca. No estoy seguro de la identificación, tal vez incluso se trate de ambas, de ahí el y/o. Las dos son de ambientes más secos, aunque la segunda, escoge zonas algo menos soleadas. Es por ello que las veremos con mayor facilidad en el otro lugar que he escogido para encontrar helechos, en las laderas del cerro del Alacranejo, mucho mas conocido por ser donde se levanta la monumental Calatrava la Nueva. No hace falta, creo, que os ponga foto del lugar, bien conocido que es. Aquí un Cheilanthes, entre sol y sombra:


Este monte también tiene una muy interesante diversidad de florística, aunque ahora toca hablar solo de algunos de sus helechos. Acompañando a veces a los dos últimos helechos, pero en general, por lo que he visto, buscando posiciones algo, no mucho, mas protegidas, una nueva especie. Esta vez si que de identificación es mas sencilla, Ceterach officinarum, en la foto, el de debajo:



Se la conoce como "Doradilla", creo que no es dificil adivinar por qué, mirando el envés de sus hojas, o frondes:


Esta planta, cuando el ambiente se reseca, se enrolla sobre si misma y pierde el agua de sus tejidos. Es así por que no puede regular su nivel de hidratación, de ahí que cuanto mas verde y frondosa la veamos, significa que más húmedo es el ambiente.


A continuación, un nuevo helecho, cuya identificación es muy dudosa, ya que además se trata de un ejemplar muy joven, no totalmente desarrollado. Creo que es Asplenium ruta - muraria:


A la derecha, abajo, el envés de los frondes, con sus soros. Por si algun entendido, me ayuda a identificarla. Si se trata de la que creo, es mas bien un helecho de roquedos humedos calizos, no siliceos como los de la Sierra de Calatrava, pero la encontré en una grieta donde habia un sustrato con polvo algo calizo.

Y por último, otra especie más, del mismo género, Asplenium trichomanes, también propio de grietas rocosas umbrías y que se mostrará verde y frondoso, cuando el tiempo acompaña:


Y con esto dejo esta introducción a los helechos de las rocas de la Sierra de Calatrava. Como se dice comúnmente, son todos los que están, pero no están todos los que son, si algo nuevo aparece, ya os contaré jeje...

No hay comentarios:

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails