Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Vaya si que es feliz navidad

Para los que vivimos no en el campo, pero casi, levantarse y ver todo empapado, es motivo de no poca felicidad. Y cuando te subes a la sierra, donde está todo mucho mas mojado, y encima ves cosas como esta, mejor que mejor jeje. Y es que no todos los días ves los arcoiris arrancando debajo de ti. Subirse al Alacranejo en un día como este, es absolutamente impresionante. Lo recomiendo.


martes, 26 de noviembre de 2013

En la Vega del Jabalón y con el cuchara

El pato cuchara, mas concretamente. En una visita ayer al embalse de la Vega del Jabalón, me sorprendió la gran cantidad de este ave, que si bien no es difícil de ver allí, en esta ocasión era con mucho la especie mas abundante. Este pato es ave emigrante y supongo que en estas fechas está recibiendo en nuestras tierras a las poblaciones del norte, allí donde lagos, lagunas y embalses se empiezan ya a cubrir de nieve. Os dejo un reportaje de este curioso pato, aderezado con algunas imágenes más de este excepcional lugar para la fauna acuática que es el embalse del Jabalón.

Comenzamos con este "electrizante" encuentro entre dos gaviotas sombrías. Un ejemplar adulto y un inmaduro, el que presenta el plumaje moteado. No son muchas las gaviotas que se ven últimamente en el Jabalón, cuando en otros años o épocas las hay por miles:



Pero centrémonos en el protagonista, el pato cuchara. Cuchara por su grande y aplanado pico, que lo diferencia de otros congéneres, ya se verá mejor más adelante. Como suele suceder entre los patos, muchas diferencias entre los vistosos y coloridos machos, como este:



Y las más discretas hembras:


Que ademas de ser diferentes, al principio parecía que no querían verse muy de cerca entre ellos jeje. Aunque poco a poco, eso fue cambiando:


Su forma de buscar alimento (consistente en semillas, insectos, algas, cualquier cosa, casi, que haya en el agua y limo), es muy peculiar, van de un lado a otro filtrando agua a través de su amplio pico:




Aunque cada cierto tiempo dan una curiosa voltereta, sumergiendo la cabeza de medio lado:




Otros pescadores del embalse, desde luego tienen formas muy diferentes de procurarse el alimento. El acecho es la técnica preferida de la garza real:




Los en un principio pequeños y dispersos grupos, muchas veces ejemplares sueltos, fueron reuniéndose al ir cayendo la tarde. Algunos empezaban a dedicar parte de su tiempo, no a buscar comida, si no a juegos y galanteos jeje:







Ya a última hora de la tarde, cuando el sol se metía más alla de la no lejana Sierra de Calatrava, dado estos bonitos tonos dorados



hacia el este el embalse bullía de actividad, con decenas, centenares de patos cuchara, que en su trajín filtrando agua, llenaban el ambiente de un sonoro rumor, como de un constante chapoteo:



Y ahí seguimos un rato, hasta que por fin el sol casi se ocultó, y fue momento de volver:



Espero que haya gustado este pequeño paseo para conocer al pato cuchara. Si hacéis clic en las fotos, las podréis ver mejor.





sábado, 16 de noviembre de 2013

Vaya que si es rápida!

Me refiero a esta tarabilla común, curiosamente bastante alejada de lo que sería su hábitat normal, mas bien campo abierto, con árboles o arbustos dispersos, que no en medio de la espesa zona de monte mediterráneo donde la vi. Fue mucho mas rápida que cámara y fotógrafo. Y me explico jeje. A pesar de que la cámara es casi una metralleta (puede disparar casi 8 fotos en un segundo), en solo tres fotos seguidas, es decir, en menos de medio segundo, fijaos como se movió:




Para los que sepan de fotografía, tenía la cámara en prioridad a la apertura, para conseguir que el fondo de la foto aparezca como se ve, limpio y desenfocado (a mas abierto, mas desenfocado), al mismo tiempo que se tiene una velocidad de fotografía alta (a mas abierto, mas velocidad se tiene jeje). Cuando vi que la tarabilla se encogía para saltar, cosa que hizo como un resorte, disparé, a la máxima velocidad que cámara y apertura permitían. O sea, 8 disparos por segundo y, en este caso, un tiempo de 1/640 seg por cada foto, es decir, no mucho más de una milésima de segundo por foto. Es el tiempo que ha tardado la cámara en hacer cada una de las fotos. Pero aun así, ha sido casi imposible congelar la posición y movimiento del pajarillo. Desde luego, impresionante.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Ya era hora, llueve!

Desde luego el otoño no está siendo nada bueno en cuanto a lluvias. Menos mal que hoy nos hemos despertado con la sorpresa del liquido elemento. Relativa sorpresa de todas formas, no hay que hacerle mucho caso a veces a las predicciones oficiales y mirarse otras alternativas.

Por fin llueve en Aldea!


sábado, 9 de noviembre de 2013

Hablando un poco de vegetación.. y de más

Me fastidia no poco. Cada vez pienso que hay gente que sabe más de nuestro pueblo que los que vivimos aquí. Cuando en una conversación informal ha resultado que los que somos de aquí, no sabíamos o sabemos lo que es un arce, que nos sonaba más a cosa de Canadá, pienso que realmente es así

Ya he puesto varias entradas sobre el arce de Montpellier, ojalá apreciáramos todos lo que tenemos, que no es algo que lo haya en todos lados. De hecho no los veremos cerca de ninguno de los pueblos de alrededor salvo Aldea del Rey. Los arces son arboles que en el otoño se ponen de un color rojo espectacular e inconfundible. A veces también al final del verano. Os dejo un par de fotos de hoy:



Esos dos me han resultado fotogénicos, pero hay muchos más, llevan siglos allí, y sinceramente pienso que nadie reparó en ellos.

No es posible desarrollar un pueblo sin valorarlo, y no se le puede valorar, si no lo conoces. Es mi opinión.

viernes, 1 de noviembre de 2013

... y el "Quino"

Con sus bonitos cortados rocosos, que se empiezan a vestir de otoño...



(clic para verla en grande)

jueves, 31 de octubre de 2013

La vaqueriza

Estaba bonita

sábado, 19 de octubre de 2013

Un par de patos

Azulones les llaman, pero siempre me ha hecho gracia, de lo que menos tienen es azul jeje





Solo un par de fotos, en el embalse del Jabalón, que extrañamente no tiene últimamente las grandes poblaciones de toda clase de aves que se han visto en otras ocasiones.

martes, 15 de octubre de 2013

Los estertores de la berrea

Poco a poco, tras su punto álgido de hace dos semanas, la berrea toca a su fin en las sierras de Aldea del Rey. Aun encontraremos y, sobre todo, oiremos, a algunos ejemplares, incluso hasta casi el invierno. Pero muchos venados andan, casi deambulan, ya agotados, solitarios, con sus reservas consumidas, y mas pensando en comer y volver a la espesura del monte que en mostrar su fuerza a rivales, o sus encantos a las conquistas.




Ahora es el turno de la ronca del gamo, menos espectacular y sonora, pero por poco conocida, muy llamativa.


miércoles, 9 de octubre de 2013

Águila culebrera, supongo...

Se ve fatal, la distancia era muy grande y las condiciones de la atmósfera no las mejores, pero creo que esta gran rapaz....



...tiene la pinta de ser un águila culebrera, me parece a mi. Zonas ventrales blancas, con salpicaduras pardas, con la garganta y parte anterior del pecho oscuros, según la ya antigua, pero aun magnífica, "Guía de las rapaces ibéricas" (Icona, 1976, revisada en 1984). Foto de hoy mismo, tomada por el oeste del término aldeano, no lejos del casco urbano...

jueves, 3 de octubre de 2013

Y por fin, el otoño ya está aquí

Es impresionante ver el cambio que en apenas cuatro días, que hace que llovió, está pegando el campo. La sierra de Aldea comienza a despertar, aprovechando la "segunda primavera" que proporciona un inicio de otoño suave y húmedo. Así, el verde rápidamente comienza a tomar el lugar del pasto amarillo en el monte:




Y la fauna se deja ver con mayor facilidad, ya no necesita pasar buena parte del día protegida de los ardientes rayos del sol. Hacia donde mires, ves cosas que captar, y ahí van unas cuantas de un pequeño paseo por la zona de las Mesas, hasta llegar al Valle, zona serrana donde casi nunca estarás solo....


Cada vez mas abundantes los buitres negros por los montes de Aldea, especialmente hacia el sur y oeste. De uno en uno o en parejas:


Juntos con sus primos, los ya si muy abundantes leonados, que siempre andan vigilantes a todo lo que hay bajo sus alas:






Y esta, los vigilará a ellos o a mi jeje??


Y por supuesto miriadas de insectos, hormigas voladoras, escarabajos peloteros y, desde luego las más fotogénicas de todos, mariposas por todos lados:


Alimento no les empieza a faltar, e incluso en breves fechas, para muchas especies, casi se puede decir que les va a sobrar, se presenta un buen año de bellota. Tan es así, que este año se ha producido una abundante fructificación del quejigo, pariente de hoja caduca de la encina, y que al menos por nuestras tierras, se presenta como un árbol con fructificaciones muy escasas e irregulares. No así este otoño, donde podemos ver muchos de ellos cargados de su, en comparación con la encina, mas gruesa, chata y amarga bellota, a punto de madurar:



Espero guste este un poco de todo que he fotografiado aprovechando una breve escapada, ahora que por fin, ya si da gusto salir al campo.

Clic para verlas a tamaño original

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Algunos arces ya sugieren el otoño en la sierra

Septiembre es para los que estudian el clima, ya un mes otoñal, pero para los que estén en el campo trabajando, les sonará a raro. Aunque refresca por las noches y a veces llueve un poco, el aspecto del paisaje sigue siendo veraniego, sobre todo la primera mitad del mes. Sin embargo ya se producen síntomas de la inminente llegada del verdadero otoño. El otro día hablé de la berrea, pero otro síntoma que comienzo a ver por la Sierra de Calatrava, es que el arce de Montpellier, sobre todo en zonas más expuestas, empieza a coger color de otoño, aún ligero, pero que ahí está:


La foto es de esta mañana, tirada desde lejos con el teleobjetivo, y es la pedriza de "los mechones" o "menchones", que según quien la pronuncie, así se escribe jeje. Es en la finca de la Nava, a lado del cortijillo. Sobresaliendo ya se ven los colores amarillentos y rojizos de algunos arces de Montpellier (Acer monspessulanum), unos árboles relativamente exigentes en humedad, y que tras los rigores veraniegos, son de los primeros en vestirse de otoño. Hoy han sido los primeros que he visto, eso si, este año, pero en veranos muy cálidos y secos, incluso a mediados de agosto toman esa apariencia, perdiendo sus hojas para protegerse de la sequedad. De momento estos, están siendo algo mas fieles con el calendario.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Se barrunta la berrea

Ese espectáculo del final del verano y principios del otoño de algunos de nuestros montes, ya se empieza a presentir. Según algunos, también a sentir, aunque yo personalmente no he podido hacerlo. Pero los grandes machos de ciervo ya se están buscando entre ellos, pronto dejarán la apacible actitud con la que aun se dejan ver, y comenzarán a pelear por las ciervas y el territorio, aunque las más de las veces, lo harán solo con la fuerza de sus berridos. Las fotos son de hace escasos cuatro días, sin ninguna calidad, pero bien sirven para ilustrar lo que digo. Tomadas al sur de la Sierra de Calatrava:






martes, 30 de julio de 2013

La fuente de "La Taza", un oasis a las alturas.

No solo alturas físicas, si no teniendo en cuenta las alturas del año en que nos encontramos, en plena canícula veraniega, encontrar un surgimiento de agua, una pequeña fuente o manantial, situado cerca de la cumbre de una sierra, nunca deja de sorprender.

La sorpresa sin embargo, y en este caso, es solo relativa. La fuente de "La taza" es bien conocida por pastores, cazadores o carboneros que frecuentan la zona, concretamente la llamada umbría de "Cabeza Parda", en la finca del Cortijillo. Se trata de una fuente prácticamente permanente, únicamente en veranos de años excepcionalmente secos, el agua deja de estar presente aquí. Eso, junto al hecho de estar situada en plena sierra y cerca de la cumbre, a más de 830 msnm, le da un carácter casi único. El acceso, aunque no lejos del pueblo,  tampoco es precisamente un paseo, pero quien quiera, puede acercarse a verla, está situada aquí:


Lo bueno de la caminata son sin duda las vistas. Un monte que hace frontera entre la sierra y el llano nos permite disfrutar de ambos tipos de paisaje, a gusto de cada cual.

A poco de dejar el coche que nos acerca en un primer tramo, ya tenemos a la vista nuestro primer objetivo, alcanzar la cuerda de "Cabeza Parda", ese pequeño pico en la foto:

(Nota, como siempre, haciendo clic en las fotos, las podéis ver mejor)


Llegando arriba, una estampa típica veraniega, islas verdes de huertas, viñas y olivares, entre los mares amarillos, de rastrojo de cereal cosechado:


Y hacia el otro lado, al sur, ya la plena sierra, con el Morrón de las canteras del Cortijo y el "Reajo":


Podemos entretenernos aquí con las vistas, miremos a donde miremos, seguro que no nos van a dejar indiferentes. Al sureste, laderas del "Morrón de las canteras", en el Cortijo y, en la lejanía, sierras del Viso y Santa Cruz:


Mirando al noroeste, hacia las Mesas y el Valle: 


Interior de la finca de la Nava:


Una vista al oeste:



Una imagen muy típica de Aldea del Rey, y que no se da en otros pueblos de la comarca, las huertas situadas casi en plena sierra, como esta en el Borrocal:


A lo lejos, la falta del teleobjetivo nos impide ver mejor la enorme ave que sobrevuela el Morrón de la Nava, pero se trata de una majestuosa águila real, que en la foto apenas es un punto hacia la mitad superior derecha de la foto:


Pero continuemos el camino hacia la fuente de la Taza, cuya senda va prácticamente por la cuerda, o cresta, de la sierra:


Si acercamos un poco la foto, lo que da de si el objetivo angular que he utilizado, vemos una acumulación de piedras en lo alto del picacho:


Restos de un antiguo asentamiento de la edad del bronce, de los que hemos dado ya diversa información en este blog. Y es que en este monte, como en otros donde la disponibilidad de agua estaba relativamente asegurada, la presencia humana de toda época es fácil de encontrar. Ademas de esos prehistóricos asentamientos, veremos construcciones, bien de pastores, con sus corrales:


Como algunos curiosos refugios en lo más profundo del monte, bajo grietas y aleros rocosos, que seguramente eran de pastores o carboneros, para protegerse de inclemencias del tiempo:



Una curiosidad más, esta vez botánica, un ejemplar de brezo blanco, "Erica arborea", una especie de ciertas exigencias hídricas y que hasta ahora solo había encontrado en las zonas mas húmedas y elevadas de la Sierra de Calatrava:



A partir de aquí, si no la propia fuente, el lugar donde se encuentra, ya está a la vista:



Si veis en el tercio inferior izquierdo de la fotografía, una linea de densa vegetación va de izquierda a derecha, debajo de la zona amarilla, de pastos. Ahí está la fuente de la Taza, así que recorremos el último tramo de la senda, entre el monte de encinas:



Y entre ellas, el punto verde del fondo, ya tenemos la fuente directamente a la vista, esa zona verde más intensa justo en el centro de la foto:


Cuando llegué, me llevé una pequeña, no se si llamarlo decepción, y es que parecía no haber agua. Unos rosales silvestres y zarzas tremendamente densos cubrían la zona:




En pasadas ocasiones que visité la fuente, las zarzas habían sido parcialmente retiradas, para que ganado o animales silvestres pudiesen acceder fácilmente al agua, pero ahora, la vegetación natural había ganado de nuevo el terreno que le pertenecía.

Tras esa pequeña sorpresa, pude ver varios huecos en las zarzas y a través de ellos pude comprobar, y a duras penas fotografiar como, efectivamente, la "taza" seguía teniendo el agua que le daba el nombre de fuente:



En otras circunstancias, se podría haber visto como la fuente se situaba al pie de una ladera rocosa, teniendo una forma de bañera, mas que de taza, poco profunda, formada en la roca. El agua que durante los periodos lluviosos se infiltraba en el cono superior de la ladera, emergía poco a poco durante todo el año y se acumulaba en la taza. Eso no lo he podido mostrar, pero de todas formas,lo prefiero así, así es como la fuente, en un estado natural, debe estar.

Y una vez visitada la fuente, solo queda volver por la misma senda de la cuerda:


Hasta donde dejamos el coche, y de ahí llegar al pueblo, ya es coser y cantar:


Espero que os haya gustado el paseo por otros los valiosos rincones serranos de este pueblo, que aunque de siempre fueron conocidos, hoy, a la mayoría, como mucho solo les suena nombrar.

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails