Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

domingo, 18 de noviembre de 2012

No solo es otoño en el corte inglés... en el quejigar de El Valle tambien

La zona más atípica y para mi una de las más bonita, no solo del término municipal de Aldea del Rey, si no de los de alrededor, es El Valle. Gracias a la humedad de la zona, su altura y, a pesar de los incendios que ha sufrido, a su buen grado de conservación, en El Valle, al noroeste de la Sierra de Calatrava, se desarrolla un precioso bosque de quejigos, o quejigar, de Quercus faginea.

El quejigo es un pariente de robles y encinas, aunque más próximo a los primeros, con los que convive en esta propia zona (ver reportaje sobre robles rebollos en este mismo lugar, aquí ) y que se desarrolla en lugares con tendencias ya subhúmedas. Y cuando el otoño avanza, a ser especie de hoja  caduca (o más propiamente, marcescente), esta ya de por si preciosa zona, se engalana aun más con los tonos ocres y amarillos que solemos asociar al otoño.

Comenzamos el paseo, en una gris y ligeramente lluviosa mañana, ascendiendo por "Las Mesas", donde podemos echar una mirada atrás, hacia el interior de una sierra tremendamente verde y saturada de humedad:


El trayecto es cómodo, ya que el camino se acondicionó recientemente. Hay incluso un "parking" jeje:


Lo bueno es que aquí no hay problema de dejar la puerta abierta jeje. Ya podemos apreciar, detrás del coche, los primeros quejigos, de color mas amarillento, destacando entre jarales y encinas. Pero lo mejor está un poco más adelante:


Se puede apreciar perfectamente lo húmedo y umbrío de la zona, merced a las elevadas precipitaciones que este enclave, por su posición y altura, recibe.

Y aquí ya tenemos el festival de color, con los quejigos con su hoja amarilleando, un espectaculo que comienza en los árboles del fondo del valle, donde hace más frio, y que poco a poco va ascendiendo por las laderas.




 

 Merece la pena visitar este lugar, incluso mejor de desde cierta distancia, desde lo alto de las laderas de alrededor, se podrá disfrutar de los magníficos colores otoñales del quejigar de El Valle.

No hay comentarios:

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails