Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

jueves, 28 de julio de 2011

El menor alcaudón

 

Un alcaudón común, al que llamo menor por ser el pequeño de su género, y también por ser un ejemplar joven. Es un pajarillo, por que de pajarillo no pasa, pero tiene una extraño valor y confianza en si mismo, dejándose ver a corta distancia en sitios abiertos. Quizá por que es un fiero cazador, de insectos, pero cazador. Y lo sabe. Ahí lo vemos afilando su principal arma. Pero su juventud no le deja ver que puede ser fácilmente un cazador cazado, por un cazador mayor. Que osada es la ignorancia. Que todos las cacerías en las que sea presa, sean fotográficas para él.

Haz clic en la imagen o aquí para acceder a la galería. Lienzos Vivos.

alc1

martes, 19 de julio de 2011

De todo un poco en fauna

 

He tenido una jornada muy entretenida en lo que a a fotografía de fauna se refiere. Lo cierto que el campo aldeano bulle de vida en estas fechas, supongo que gracias a la abundancia de alimentos merced al año húmedo, y al, de momento, suave verano, que puede ser desafiado por una fauna que cuando el calor aprieta, no tiene mas remedio que buscar refugio.

Os dejo un popurrí de diversos tipos de animales, algunos mas simpáticos, otros quizá menos…, cuando no directamente… “repelentes”, que me he ido encontrando y que han tenido a bien (o menos bien), posar ante la cámara.

Vamos a llevarnos el susto al principio, para que luego se nos vaya pasando jeje. Una araña tigre (Argiope bruennichi). Su nombre suena tan amenazador como su aspecto, tanto por delante

a1

Como por detrás:

a2

La veremos, si es que de verdad nos apetece verla, en malezas herbáceas, frecuente en bordes de arroyos o zonas húmedas aldeanas, donde colocan su telarañas verticales para atrapar insectos voladores.

Vamos a seguir con un pajarillo con aspecto mas simpático, pero que no es en realidad menos fiero. Un jovencísimo alcaudón común, de este año, haciendo una de las cosas que mejor se le da, otear en un posadero elevado, a la espera de capturar insectos, en este caso, por la finca de Las Setecientas.

alc

Este pajarillo lo podemos ver en zonas de pastos con arboles o arbustos mas o menos dispersos, en general en zonas ni con mucha cobertura vegetal, ni totalmente abiertas.

Ahora pasamos a este ave Charadriiforme de la familia Burhinidae….. Pues si, su filogenia suena tan rara como es el ave en si misma jeje, con ese enorme ojo amarillo, que denota sus costumbres crepusculares. Es el Alcaraván, que tuve la suerte de pillar de día, ya que además de ser muy esquivo, como digo es de costumbres mas bien nocturnas. Prefiere zonas mas abiertas y de pastos, a este lo vi también por Las Setecientas

alcar

Y bueno, ya por fin un animal reconocible por todos, creo que hasta simpático, e importantísimo para el equilibrio natural. Además de, por desgracia, no todo lo abundante que debería en buena parte del término de Aldea del Rey. El conejo de campo:

conejo3

conejo2

La verdad que para los que gusten de observar animales en libertad, es un disfrute recorrer sendas y caminos “armado” de unos prismáticos y, si se puede, de una buena cámara, por la mañana temprano o al caer la tarde.

lunes, 11 de julio de 2011

Las huertas de Sierra Morena

 

Así es como denominaban crónicas antiguas a lo que hoy conocemos como Huertezuelas, una pedanía en el extremo sur del vecino término de Calzada de Calatrava, a cuyo ayuntamiento pertenece. Su nombre no puede ser mas descriptivo, pequeños terrenos de cultivo, huertos y árboles, en las mismísimas puertas de Sierra Morena.

Lo cierto que en toda esta zona, antes de llegar al pequeño núcleo de población, en el que no estuve (en la foto se vislumbra, detrás y a la izquierda de la vieja construcción, en la falda de la sierra), apenas parece haber llegado el desarrollo, con una mayoría de construcciones ya ruinosas, caminos reventados por las inclemencias del tiempo, parcelas abandonadas y una tortuosa y reparcheada carretera. En definitiva, y a pesar de no estar demasiado lejos, con unas muy escasas señales de que ya estemos en el siglo XXI. En lugares como este, y por supuesto salvando las distancias, espaciales, temporales y, llamémosle así, morales, no deja a uno de venirle a la mente la inmortal obra de “Los santos inocentes”. Creo que este lugar da para un reportaje mas extenso en futuras fechas.

Pinchad en la imagen, creo que merece la pena verla en grande…

 

Huertezuelas

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails