Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

miércoles, 18 de agosto de 2010

El mayor espectáculo del mundo

 

No se si habéis estado en plena sierra, mientras una intensa tormenta de verano descarga con toda su fuerza a vuestro alrededor. Es, sencillamente, lo mas espectacular que por estos lares se puede vivir. Y hoy he tenido la… iba a decir suerte, de vivirlo, pero hubo momentos que pensé que podía ser incluso desgracia.

Bueno, os dejo una crónica del tormentazo que en el pueblo, casco urbano, por lo que después he visto y me han contado, no se ha llegado ni a sospechar, pero que unos cuantos kilómetros mas al sur, ha dejado estampas de auténtica impresión. Hoy me dirigía a la junta de los ríos, donde el Ojailén y el Fresnedas se unen, en término de Calzada, al sur de la Alameda. Ya por el camino el cielo tenia un aspecto de lo mas amenazador y tras hacer la visita de rigor a los túneles del Ojailén, declarada microreserva de fauna, mi atención quedó fija en la tormenta que se apoderaba del paisaje, desde el Sur y Este, por la Sierra de Peña horadada:

 

IMG_6333

No se ve por la cortina de agua, pero tras esa muralla que cae del cielo se encuentra la Junta de los ríos, donde se supone que queria ir….

IMG_6335

Sigo acercándome:

IMG_6338

Aquí tenemos el Ojailén, el fondo es una muralla de agua:

IMG_6345

 

IMG_6339

Este es el fresnedas, cerca de su unión con el anterior:

IMG_6346

Sierra del Pardillo o de Puertollano, en la finca Herraderos. La tormenta se iba desplazando hacia el noroeste:

IMG_6340

Cuando llegué a la puerta de la finca Herraderos, caía agua con gran intensidad. Tanta intensidad como la de los rayos y truenos que llenaban esta zona, metida entre montes que rondan los 1200 msnm. Era impresionante. No me atreví a hacer fotos por que era demasiada la fuerza del agua como para asomar la cámara. Por no hablar de los rayos cayendo alrededor, nada tranquilizadores, y de que me interné por un camino que acababa destrozado por el rio, y era imposible dar la vuelta. Tuve ir marcha atrás, sin apenas ver en medio de una tormenta de auténtica aupa. Aquí no las tenía todas conmigo…

Cuando conseguí dar la vuelta, pensé que al alejarme de la sierra la lluvia disminuiría, y al principio fue así, pero cerca ya de La Alameda, otra vez se puso a caer agua como una auténtica cascada:

IMG_6351

Esta temperatura marcaba mi coche, un desplome de 13º con respecto a la que habría si no fuese por la tormenta. En CR capital a esa hora había 31º por ejemplo. Lleva el A/C encendido por que entre que estaba empapado y que habia mucha humedad, la luna se empañaba hasta no poder ver.

IMG_6358

Estoy casi en La Alameda ya. Los barbechos llenos de agua. En dirección al pueblo y al Castillo, había sin embargo claridad

IMG_6353

Una claridad que se transformaba en una pared de agua en nuestra Sierra de Calatrava, donde debía estar diluviando. La Mojina apenas se ve:

 

IMG_6354

La tormenta poco a poco se va desplazando hacia el oeste. A unos 2 Km antes de llegar al Castillo, pasado Belvís, los caminos bajan como arroyos:

IMG_6356

Por fin la tormenta desaparece y subo a Calatrava la Nueva para ver mejor los últimos coletazos que deja en dirección oeste:

IMG_6364

Y esto es hacia norte, hacia el pueblo, donde nada de lo que a escasos kilómetros ha pasado se ha llegado a notar:

IMG_6368

viernes, 6 de agosto de 2010

La Minilla: Viaje a un poco más cerca del centro de la tierra

 

No será este, desde luego que no, como aquel fantástico viaje que salió de la imaginación del visionario Julio Verne, pero viajar a las profundidades de la tierra, por muy poco profundas que en realidad sean, siempre nos han producido una gran fascinación. En Aldea del Rey, lindando con término de Granátula y cerca de la margen derecha del rio Jabalón, tenemos la boca de una antigua y modesta mina, que nos permite adentrarnos en ese reino silencioso, húmedo y oscuro que hay bajo la superficie de la tierra. Esta mina, la Minilla como es conocida por todos, no resultó de utilidad para los que la excavaron, que buscaron en ella metales que a duras, a muy duras penas seguramente, encontraron. Hoy encontramos en ella formas y colores fantasmagóricos, agua y una muy interesante fauna.

La boca de la minilla apenas resalta sobre el pequeño promontorio rocoso donde se encuentra, sólo siendo visible por la verde vegetación que en verano contrasta con la sequedad del entorno:

IMG_6178

Pero en solo cuatro pasos, mas allá de la maleza, nos adentramos en un mundo totalmente diferente al que acabamos de dejar:

 IMG_6183

Esta zona es abundante en aguas ricas en dióxido de carbono y minerales como el hierro y el manganeso, las famosas aguas "agrias”. Todo el suelo de la mina se encuentra encharcado por agua agria que surge de su interior y tapizado por unos extraños líquenes o mohos amarillos, que parecen indicarnos el camino.

Las propias rocas de las paredes, con esas vistosas formas y colores que se dirigen hacia la oscuridad, realzan lo extraño del lugar

IMG_6194

Cerca del final, procurando que nuestra propia sombra no convierta en oscuridad todo el interior y aprovechando la capacidad de la cámara de acumular luz donde nuestros ojos apenas distinguen penumbras, encontramos la surgencia de agua que acaba saliendo por la boca de la mina. Ese tronco que salva el manantial debe llevar décadas, yo siempre lo he visto ahí, impertérrito al paso del tiempo y a la humedad, quizá protegido por la gran concentración de minerales del agua.

IMG_6186

En estas profundidades, camuflándose con los salientes de la mina, encontramos a los habitantes por excelencia de la oscuridad, los murciélagos. Creo que son unos Murciélagos ratoneros grandes (Myotis myotis) o bien Myotis blythii, similar al anterior, pero con el pecho blanco (y estos parecen tenerlo). A pesar de su aspecto amenazador y de las múltiples leyendas negras que les acompañan, estos animales son inofensivos e incluso resultan de gran utilidad, al consumir ingentes cantidades de insectos voladores. Estos pequeños y frágiles mamíferos son verdaderas joyas faunísticas y se encuentran estrictamente protegidos, por lo que si visitamos el lugar debemos de procurar evitarles cualquier molestia y mucho menos daño.

IMG_6192 

En fin, el viaje se quedó muy, pero que muy lejos de las profundidades, pero aun así, resulta increíble experimentar como solo en unas decenas de metros hemos pasado del reino del sol y el calor, realzado en esta época veraniega, a otro reino totalmente diferente, opuesto, imposible de imaginar sin visitarlo.

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails