Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

lunes, 1 de noviembre de 2010

Arce de Montpellier: Un muy nuestro árbol francés.

 

En nuestras sierras, pero especialmente, cuando no únicamente, en la sierra de Calatrava, ya que en el resto de los parajes serranos de nuestro pueblo no aparece, podemos encontrar un árbol generalmente de no muy gran porte, pero que en el otoño compensa, como luego veréis, con vivos colores su falta de tamaño. Se trata del Arce de Montpellier, al que los científicos identifican con el nombre de Acer monspessulanum.

El apellido de este arce, como ya supondréis, hace referencia a la ciudad francesa de Montpellier, lugar donde este árbol fue descrito y nombrado para la botánica moderna. Pero es un arbol que se distribuye desde nuestra piel de toro, hasta llegar a Alemania.

En nuestra sierra calatrava, lo veremos en zonas con suficiente humedad, pero que no resulten frías en exceso. De forma casi invariable, lo he encontrado en los bordes inferiores de ciertas pedrizas de umbría y valles o vaguadas, siempre que no estén a demasiada altitud, donde parece que la competencia de los quejigos le hace desaparecer.

No es abundante, tampoco extremadamente raro, pero si que resulta llamativo lo poco conocido que es para el acervo popular aldeano. Con nuestros mayores del campo -carboneros, guardas, cazadores- que he hablado, y de los que he aprendido mucho a lo largo de estos años, prácticamente ninguno lo tenía identificado, aunque es seguro que en alguna ocasión se habrían topado con él. Quizá sea por que aparece en espesuras poco transitables, o quizá por que sus vivos colores otoñales pueden ser confundidos con otra especie de colores semejantes en las mismas fechas, la cornicabra. Sea como fuere, aquí lo tenemos y aquí os lo voy a mostrar.

Aparece, como os adelanté, frecuentemente en los bordes inferiores de las pedrizas de umbría, mezclado con encinas, quejigos y cornicabras en el dosel arbóreo o arborescente. Sus vivas galas otoñales, junto con las de la cornicabra, formaban hoy un mosaico de color que resaltaba enormente entre las neblinas de la mañana

IMG_7142

Es difícil encontrar un árbol aislado para fotografiarlo, ya que crece entre la espesura, con su copa densa, muy ramificada, en la que sus características hojas trilobuladas, luego las veréis, toman un rojo espectacular en estas fechas:

IMG_7124

La humedad de las zonas donde se desarrolla, queda patente en los verdes musgos que lo cubren todo a sus pies:

IMG_7123

No solo arces, en los rincones privilegiados donde el arce aparece, podremos encontrar en el sotobosque gran variedad de hierbas y arbustos, mas o menos conocidos, pero que parece que quieren acompañar en su otoñal colorido a nuestro protagonista. Como por ejemplo el rusco (Ruscus aculeatus), que destaca con su rojo fruto y las falsas hojas lanceoladas, que son tallos en realidad:

rusco

El propio arce contribuye, con sus hojas muertas, a mantener y alimentar estos ricos lugares:

IMG_7131

Pero por lo que he querido hacer el reportaje sobre este árbol es, sobre todo, para que podamos disfrutar de rica variabilidad cromática otoñal. En estas fechas, arces de hoja verde, amarilla, ocre, roja, se mezclan y conjugan entre el verde mate de las encinas:

IMG_7107

IMG_7111

IMG_7129

amarillo

Sirva este reportaje para que sepamos algo más de otro habitante de nuestros bosques, bosques a veces muy mal conocidos, donde hay mucha mas riqueza vegetal que las típicas encinas, jaras o enebros que a todos nos suenan. Poco a poco espero ir haciendo reportajes similares de otros árboles o arbustos, creo que poco conocidos.

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails