Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

sábado, 13 de noviembre de 2010

Roble rebollo o Melojo, el más escaso árbol aldeano

 

En otra entrada os hablé del arce de Montpellier, un árbol poco frecuente en nuestras sierras y aun menos conocido seguramente. Pues bien, hoy le toca el turno al roble rebollo, o melojo, que de ambas formas es nombrado. De forma similar al arce, es poco frecuente, incluso menos frecuente que aquel, pero si que ha dejado huella en los recuerdos de la gente, así como en el nombre de los lugares, en la toponimia. Así, habrá quien haya oído nombrar un lugar llamado “La mata del Rebollo”, paraje situado, como no, en la Sierra de Calatrava, entre la finca de Las Mesas y la de El Valle.

Pero volvamos al árbol en sí. El rebollo, o Quercus pyrenaica (ver nota al final), es un árbol que dentro del contexto de la llamada España seca, es bastante exigente en humedad. No lo veremos en cualquier lugar, solo en aquellos que reciban lluvias relativamente abundantes, o bien aquellos que estén beneficiados por la humedad proporcionada por cursos de agua próximos, fuentes, acuíferos, etc., siempre que no sean sitios calizos. Se considera que, si no hay agua cerca, este árbol para sobrevivir necesita que caigan al menos 650 l/m2 media al año de lluvia. Teniendo en cuenta el contexto geográfico en el que Aldea del Rey se encuentra, esa cantidad teóricamente no se recogería, pues ronda los 450 litros, lo que haría, tambien teóricamente, imposible la presencia del Rebollo.

Sin embargo, la Sierra de Calatrava actúa de barrera, de esponja, que retiene y “exprime” las nubes que a ella llegan, consiguiendo así que la lluvia sea considerablemente mas abundante que en las tierras bajas que están alrededor. Es tan así que, dentro del Campo de Calatrava, es muy probable que Aldea del Rey sea el único municipio que cuente en su término municipal con este árbol, que si aparece en las comarcas de los Montes o Sierra Morena. Incluso, en la numerosa bibliografía que he consultado, esta especie nunca es nombrada y situada aquí. Así que comencemos por hacer eso, situar el rebollo en el término aldeano, representándolo por el icono de la hoja:

 

rebollo

Dentro de las tres ubicaciones anteriores donde he podido encontrarlo, El Valle, Navaprao y la Umbría de la Mojina, hoy he visitado la primera, cerca precisamente del paraje llamado “la mata del Rebollo”. La singularidad de esta especie, hizo que la gente que por aquí pasó y acertase a verla, diese su nombre al lugar, aunque el rebollo no está exactamente en el punto que recibe ese nombre, sino en la ladera de en frente, dentro, eso si, del paraje de El Valle.

De El Valle ya he hablado en alguna otra entrada, es un lugar muy húmedo, con gran cantidad de especies que son escasas o inexistentes en otros lugares incluso cercanos. Madroños, quejigos, brezos, jarales de hoja ancha, crecen aquí con una profusión desconocida en muchos otros sitios. Ya fue hacia 2005 cuando encontré los rebollos aqui, así que hoy iba por un camino por mi más que conocido. Un lugar en el que, en esta época, los quejigos, primos cercanos del rebollo, pero de menores exigencias de humedad, dominan con sus tonos otoñales todo el paisaje, en medio de la intensa humedad y nubes bajas que hoy lo cubría todo:

IMG_7332

IMG_7343

Siempre que visito El Valle, tengo la sensación de estar en un lugar muy, muy lejano. al que realmente estoy. Esos frondosos quejigares no tienen nada que ver con el tipo de vegetación que estamos acostumbrados a ver. Y precisamente en un pequeño rincón del quejigar, nos toparemos con este árbol:

IMG_7307

Es el roble rebollo. No tiene un gran porte, ninguno de esta zona lo tiene ya que fue visitada en su momento por el fuego. Debajo vemos ese mismo ejemplar desde otra perspectiva, en un lugar que, junto a otros rebollos aun más jóvenes, forman un pequeño bosquete:

IMG_7326

La zona que hoy he visitado, en esta época se muestra preciosa, con jaras, quejigos, brezos, encinas, cubriéndolo todo:

IMG_7310

El rebollo, como todos los robles, es de la de la familia de encinas y quejigos, las quercíneas, diferenciándose de la primera, entre otros muchos aspectos, por que es de hoja caduca o marcescente, mientras que con el segundo, a cierta distancia se ve similar, pero de cerca, sus mucho mayores y lobuladas hojas, la ausencia de espinas en los bordes, y la vellosidad en el envés de las mismas, permitirá una fácil diferenciación.

IMG_7325

 

IMG_7319

Otro ejemplo de la gran y desconocida riqueza natural que albergan estas sierras, que va mucho más allá de lo que muchas veces se sospecha para un contexto que muchos denominan “manchego”. Quedan bastantes ejemplos mas.

Nota: Después de revisar unas cuantas fotos más, he llegado a la conclusión que estos ejemplares, alguno de ellos al menos, podrían ser un raro híbrido de Quercus pyrenaica y quercus faginea, o sea, de rebollo y de quejigo. Si bien parecen tener las principales características del primero, hay algunos detalles que me hacen pensar que se trata del llamado Quercus x numantina, híbrido que aparece en las zonas de contacto entre las dos especies. Pero tranquilidad y sosiego, que los análisis genéticos se los dejamos a los del CSI, creo que no es cuestión de profundizar mucho más sobre ese tema aquí jeje.

No hay comentarios:

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails