Aldea del Rey y su entorno natural a través del diario de mis paseos fotográficos. Naturaleza, pero también cultura, historia, tradiciones de este bello pueblo del Campo de Calatrava.
VISITA MI GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN LAS FOTOS O SIGUIENDO ESTE ENLACE

sábado, 2 de mayo de 2009

CALATRAVA LA NUEVA

Como prometí, por fin me he acercado a hacer un reportaje algo mas completo de esta joya histórica, de la que hasta ahora solo había puesto algunas fotos sueltas. El Sacro Castillo y Convento de Calatrava La Nueva está situado al sur del término municipal de Aldea del Rey (C. Real), en lo alto del monte del Alacranejo, dominando uno de los antiguos pasos de Sierra Morena. El lugar donde se sitúa fue frontera entre el mundo musulmán y cristiano en los agitados años de la reconquista, entre las batallas de Alarcos y las Navas de Tolosa. Por Real Orden de 1 de Mayo de 1854 fue declarada Calatrava la Nueva Monumento Histórico Nacional. Fue sede de la Orden de Calatrava entre 1217 hasta su abandono por los Monjes en 1802, si bien, con motivo del terremoto de Lisboa, su estado era ya muy precario y su uso y habitación era más nominal que real.

La Orden de Calatrava fue fundada para asumir la defensa de este territorio frente a los árabes, en Calatrava la Vieja, ciudad musulmana y posterior castillo cristiano, situado unos 50 Km al norte de Calatrava la Nueva. Más tarde, cuando la Orden de Calatrava consiguió tomar el Castillo de Salvatierra, situado frente a Calatrava la Nueva, se piensa construir un nuevo castillo en el cerro que queda enfrente. En este sentido, actualmente se piensa que el Sacro Castillo-Convento de Calatrava la Nueva está fundado sobre uno anterior, el Castillo de Dueñas, el cual según Fuentes Reales del Siglo XIII, fue donado a la Orden de Calatrava en torno al año 1191.

Pronto se inician las obras pero los árabes toman de nuevo estos lugares, teniendo que abandonar su construcción hasta que tras la Batalla de las Navas de Tolosa en 1212 pasó otra vez a la Orden de Calatrava, y es entonces cuando se intensifican las obras de construcción del nuevo castillo, realizándose el traslado definitivo desde Calatrava la Vieja en 1217, obligados tanto por motivos estratégicos como de salubridad. Se convierte este nuevo castillo en el núcleo central de lo que sería la poderosísima Orden de Calatrava. A lo largo de los siglos fue objeto de distintos añadidos y reformas, siendo las más importantes en época de los Reyes Católicos y de Felipe II.

Con el paso del tiempo, y dado que ya no era necesaria la función defensiva, el Castillo-Convento se limitó a sus funciones religiosas, quedando habitado por los frailes calatravos de clausura, si bien siempre hubo un alcaide y guarnición en la fortaleza. Tras su abandono, antes citado, los monjes, la desamortización y los daños del clima y la tierra, hicieron desaparecer de aquí muchos de los tesoros de la que llegó a ser la mas poderosa fortaleza rocosa de la cristiandad en Castilla y, según algunos, de toda Europa.

Como antes indiqué, el castillo se situa en el monte del Alacranejo, un contrafuerte de la Sierra de Calatrava de unos 930 msnm. Desde lejos ya se puede apreciar la imponente silueta del Castillo:

Image Hosted by ImageShack.us

El día no me ha acompañado, había muchas nubes, ratos de sol, a veces la luz era escasa, a veces el contraste era fuerte, lo que algunas de las fotos no han salido como me hubiesen gustado. Sin embargo la zona es preciosa, el campo está precioso, y el entorno lo es aun más. Dificil que una foto salga mal:

Image Hosted by ImageShack.us

El castillo está rodeado de una ladera de vegetación mediterránea muy bien conservada, que sirve para que la visita a la zona exceda la simple contemplación de los restos históricos o monumentales. En estas umbrías, excepto el alcornoque, se encuentran la gran mayoría de las especies vegetales leñosas propias del clima mediterráneo. Es de propiedad privada, al contrario que el Castillo en sí, que es propiedad de la junta de Castilla la Mancha, aunque pienso que bien se podría crear una zona de protección aquí, que englobe tantos los valores históricos como los naturales.

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

El camino de acceso asciende por la ladera, formando una espiral, de manera que es forzoso rodear todo el monte para entrar en él. Este camino se encuentra empedrado, fue reparado y modificado en algunos tramos en 1560, con motivo de la visita realizada en ese año por Felipe II y su esposa. Aún hoy se aprecian entre el monte que rodea la fortaleza, ramos de camino correspondiente a su antiguo trazado.

Image Hosted by ImageShack.us


Image Hosted by ImageShack.us


El conjunto en si, está formado por tres recintos amurallados, ocupando en total una superficie en torno a los 46.000 m. Los lienzos de muralla se asientan directamente sobre las rocas y siguen la disposición de las peñas. En las murallas nos encontramos con varias puertas y portillos tienen difícil acceso y se encuentran ocultos por esquinas y contrafuertes. La primera puerta de importancia es la Puerta de Palo o de los Arcos. Formada por tres arcos, construidos con la piedra volcánica, roja, que encontraremos prácticamente en todas las puertas del castillo. Da acceso al primer lienzo de muralla y hoy día está muy restaurada.

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us


Una vez traspasada, las murallas del castillo nos reciben poderosas. Algunas se encuentran tal como fueron construidas, en otros puntos, de torres y almenas, solo quedan sus ruinas:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us


En la fachada principal se encuentra la Puerta de Hierro, y sobre ella dos aberturas que posiblemente se utilizasen para el paso de las cadenas en las maniobras de la pesada puerta. Sobre ellas, dos grandes ventanas.

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Esta puerta nos permite el acceso a la fortaleza, introduciéndonos a una gran bóveda de mampostería de piedra cuarcita, con una serie de ventanas a la izquierda y dos puertas a la derecha. Al fondo se encontraba una rampa que permitía el acceso a un piso inferior, hoy desaparecido.

Image Hosted by ImageShack.us

El recinto está dividido en tres partes, mas una enigmática “Villa Vieja” a la que no se puede acceder y desconozco a que respondía. La parte visitable se compone, en este orden, del Convento y zona civil, la Iglesia y el Castillo.

Tras pasar la gran sala abovedada anterior, salimos así al convento y hospedería. La zona donde residían los monjes y personal civil, donde estaban las dependencias necesarias para la vida diaria (hornos, mataderos, herrerías, molinos etc). Al ser la parte menos fuerte, es la que peor ha resistido los avatares del tiempo, y de muchas de estas dependencias solo quedan los cimientos, que en algunos casos han sido aprovechados para construir edificios modernos:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us


De la zona de molinos de harina, quedan algunas de las piedras de moler y los huecos donde se alojaban los ejes, de los que podemos ver hasta seis:

Image Hosted by ImageShack.us


Toda la estructura, desde el camino hasta su torre mas elevada, parece estár construida en forma de espiral, concéntrica, en la que la parte mas fuerte estaría arriba. Así, en el convento, las inexpugnables torres del castillo se yerguen sobre nuestras cabezas:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us


Al ser zona conventual, se comunicaba directamente con la Iglesia, que luego veremos, a través de una puerta que nos recuerda las que se ven en la Mezquita cordobesa:

Image Hosted by ImageShack.us

Este patio, en realidad era el claustro, y está muy destruido. Estaba asimismo comunicado con la Sala Capitular, donde los grandes de la Orden se reunian a deliberar. No es visitable, ya que se está excavando. Hace no mucho se descubrieron restos humanos en su interior.


Así, al seguir avanzando y subiendo, nos encontramos la siguiente división. La zona sagrada, de hecho una de las zonas más sagradas que existía en la cristiandad de la época. La Iglesia y el Campo de los Mártires:

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

La Iglesia está situada al Norte del castillo y la puerta principal mira a occidente. La fachada con los cuatro contrafuertes cilíndricos y las almenas le confieren aspecto de iglesia fortificada. El imponente rosetón, realizado al igual que la puerta con roca volcánica, fue construido en época de los Reyes Católicos, se hizo para dotar el interior de mayor luminosidad, y sólo conserva de su primitiva decoración el nacimiento de los lóbulos. En él se insertaba una vidriera con los misterios de la Virgen y el escudo de Carlos I.

El interior es un bello ejemplo de la arquitectura cisterciense que presentaba características del arte gótico, si bien hay algunos elementos que se pueden enmarcar en la tradición románica. Consta de tres naves con tres ábsides que quedan insertados en la muralla, la nave central es de mayores dimensiones que las laterales. Adosadas a las naves, se encontraban diferentes capillas. De los grandes pilares arrancan los nervios que forman la crucería de las bóvedas, quedando estas cerradas con ladrillo.

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us

Su interior, como correspondía a uno de los estamentos más ricos y poderosos de Castilla, estaba profusamente decorado. Cuentan las crónicas que se podían admirar azulejos moros, rejas y pan de oro, frescos, artesonados, reliquias sacras, tumbas de nobles, de hijos de reyes, escudos y armas de las más poderosas familias…. de lo que hoy nada queda, salvo algunas pinturas recientemente descubiertas durante unas obras, que aun continúan.

Image Hosted by ImageShack.us


A un lado de la Iglesia está el cementerio o Campo de los Mártires

Image Hosted by ImageShack.us

Recibió este nombre a raíz del traslado de los restos de frailes y caballeros calatravos muertos en la defensa de la fortaleza de Calatrava la Vieja frente a los musulmanes. En su capilla, en donde se guardaba la imagen de Nuestra Señora de los Mártires, reposaban los restos de los siete primeros Grandes Maestres de la Orden. La tierra que pisamos estaba mezclada con tierra de los Santos Lugares de Jerusalén, y quienes aquí orasen, el Papa León, concedió indulgencia hasta el fin de los tiempos. Como es el caso de la Iglesia, apenas queda nada, los restos, trasladados, bien a otros sacros lugares, bien a museos. Hoy solo queda una modesta lápida de pizarra negra, para recordarnos que era este lugar.

Image Hosted by ImageShack.us

A continuación nos encontramos la parte militar, las dependencias de los Monjes guerreros, el Castillo

Image Hosted by ImageShack.us


Image Hosted by ImageShack.us

El castillo está formado por diversas dependencias, muy agrupadas por lo que es difícil dar una idea, en forma de fotos, de su estructura. Torreones, habitaciones, patios, que servían de dormitorios, archivos, salas de armas, etc, dominadas en su parte mas alta por la torre del homenaje:

Image Hosted by ImageShack.us


Estas eran las dependencias del Gran Maestre de la Orden de Calatrava:


Image Hosted by ImageShack.us


Image Hosted by ImageShack.us


Numerosas y casi laberíntica sucesión de dependencias, hoy, en su mayoría, vacías:

Image Hosted by ImageShack.us


Image Hosted by ImageShack.us


Image Hosted by ImageShack.us


Image Hosted by ImageShack.us


Mención aparte merece el sistema de aljibes del Castillo. Un ingenioso sistema de captación y canalización de aguas recorría todo el castillo, llevando las aguas de lluvia hasta cinco grandes aljibes, situados en las profundidades de esta gran mole de roca y ladrillo. Se podía decir, que el agua jamás faltaría a los defensores de la fortaleza, por largo que fuera el asedio que pudieran sufrir. Este es uno de esos aljibes:

Image Hosted by ImageShack.us


La zona mas alta, hoy aparentemente unos patios o terrazas, eran dependencias y dormitorios, en torno a la torre del Homenaje. Desde aquí, muy por encima de las murallas defensivas…

Image Hosted by ImageShack.us


las vistas hacia Sierra Morena, Valle del Ojailén y la Sierra de Calatrava, son absolutamente sobrecogedoras:

Image Hosted by ImageShack.us


Image Hosted by ImageShack.us


Image Hosted by ImageShack.us


Y por fin finaliza este mi modesto homenaje a este gran monumento. No resulta fácil describirlo y las fotos solo son una pobre aproximación. Por desgracia quedan muchas otras partes que describir: el patio de parlatorio, el lugar donde la rígida regla del cister dejaba hablar a los monjes, pero solo a los de más de cuatro años de antigüedad, la hospedería baja para visitantes civiles, el refectorio o comedor, o la antes mencionada sala capitular. Sin embargo, hoy, de todas ellas que apenas quedan mas que sus recuerdos en los viejos legajos que el tiempo ha conservado.

Espero no se haya hecho pesado y ya sabéis, las fotos jamás podrán asemejarse a una visita en persona, y ahora, con un campo espectacular, es una de las mejores épocas.

4 comentarios:

Aldeano Real dijo...

Muchas gracias Gustavo por tus documentos gráficos que perduraran en el tiempo como los muros de nuestro Castillo, para que todos los aldeanos, calzadeños, ciudad-realeños, manchegos, españoles y gentes de todo el mundo puedan admirar y contemplar incluso desde la lejania nuestro patrimonio histórico, cultural y natural. Enhorabuena.

El jardinero de las nubes dijo...

Realmente no es un reportaje, es un hallazgo, un documento único en especie, un paseo guiado por la historia y la riqueza de las imágenes. Debía ser colgado en todas partes para dar testimonio fidedigno de lo que esta construcción representa...

Valoro mucho el esfuerzo que has invertido y te felicito por la excelente calidad del reportaje, cosa que ya no me pilla de sorpresa.

Un abrazo.

Luis dijo...

Simplemente fantástico todo lo que nos has enseñado con tus fotos y tu relato. Me ha parecido genial, espero poder visitarlo pronto pues hace ya varios años que no he ido por alli. Como tu dicesw la primavera es el mejor momento para visitarlo, el campo esta fenomenal.

flor dijo...

Yo hace dos años que no voy,la ultima vez fue en verano,pero creo que llevas razón ahora es el mejor momento.Lo que más miedo me da es la subida y la bajada;aunque cuando estás arriba se te olvida todo al rodearte de tanta belleza.Enhorabuena por el reportaje,maravilloso como todos los tuyos

Comparte

Entradas relacionadas

Related Posts with Thumbnails